Casino Viejo

La alhóndiga o pósito:

Se trata de una casa típica tradicional de tres plantas. Este tipo de estructura no es característica de siglos anteriores al XVII. Las dos primeras plantas de la casa presentan habitaciones amplias y un corredor que da a un patio interior, la tercera planta la forma una sola habitación la cual se cree que fue ocupada por el granero. También Nelson Díaz Frías nos data en su libro La Historia de Vilaflor de Chasna en el tomo I que en el siglo XVII se conoce dicha casa como “pósito o alhóndiga. Los pisos son de madera ya que en la época era el material más usado.

En su fachada predomina la mampostería cuya técnica intenta disimular la pobreza de los materiales con continuos blanqueados aunque en muchos casos, no logra ocultar las irregularidades que presentan las uniones de las piedras. El color blanco de los muros exteriores es una de las características más comunes de la casa tradicional canaria. Junto a una motivación de orden estético, coexiste otra función relacionada con factores climáticos, ya que la cal refracta el calor y contribuye a crear un ambiente fresco en las viviendas. Aparecen esgrafiados decorando los muros con motivos geométricos. Su tejado construido a cuatro aguas termina en un alero de tejas.

Características:

1. La fachada principal presenta una decoración que consta de un esgrafiado geométrico el cual delimita la fachada de dicha vivienda.

2. los grandes ventanales son de guillotina.

3. El portón principal tiene dos hojas para acceder al interior de la vivienda.

4. Las paredes son anchas y están construidas con piedra, tosca y barro.

5. En su fachada trasera presenta un postigo.

Evolución histórica:

Entre los años 1960 – 1970 se conocen varios usos de esta casa:

-Se impartían clases a escolares.

-En una época la parte baja de la casa fue Casino de Vilaflor. Y la segunda planta tuvo dos usos diferentes, uno de ellos fue un centro de reunión para los jóvenes y el otro uso fue impartir clases para la sección femenina.