Ermita de la Escalona

imagenes_DSCF2776-web_a6e90150El primer recinto donde se celebraba periódicamente la Santa Misa en el núcleo de L a Escalona, allá por los años 20 del siglo pasado, fue un salón habilitado a tales efectos junto al Camino Real que atravesaba este barrio chasnero. Años más tarde, surgió entre los algunos vecinos la idea de erigir una ermita en La Escalona bajo la advocación del Apóstol Santiago.

Los promotores de la construcción de la primitiva ermita de Santiago Apóstol decidieron comprar, en el año 1943, una casa antigua que estaba situada junto al Camino Real que atraviesa dicho caserío. El dinero para la compra se obtuvo principalmente mediante la representación de una comedia, interpretada por varios vecinos de La Escalona. El resto del dinero para la compra de la casa antigua sobre cuyo solar, una vez demolida la vivienda se edificaría la ermita se obtuvo por donaciones particulares, principalmente de La Escalona. Y la contribución del Ayuntamiento de Vilaflor.

La imagen del titular de dicha ermita, Santiago Apóstol, fue adquirida por encargo de la comisión promotora, siendo colocada provisionalmente en la iglesia parroquial de Vilaflor hasta que, una vez terminada la ermita, fue trasladada en procesión desde Vilaflor hasta La Escalona, siendo inaugurada oficialmente esta ermita en 1943.

El inmueble se ha restaurado recientemente.Gracias a este proyecto de rehabilitación se han recuperado las tejas y una estructura de madera de riga. El pavimento está compuesto por losetas de piedra natural chasnera. Se renovó la carpintería de puertas y ventanas. Se pintaron las paredes interiores y exteriores.