Los lavaderos

imagenes_398_eb7379c7Se trata de un inmueble para uso público de los vecinos de Vilaflor, que lo utilizaban para lavar la ropa. Aquellos humildes vecinos que no podían permitirse tener aljibes para lavar, acudían desde todos los barrios a los lavaderos públicos a tales menesteres.

Este inmueble es una estancia con forma rectangular de unos 63 m2 aproximadamente. Compuesto por una serie de pilas de piedra molinera (piedra porosa de basalto) de unos cinco metros aprox. de largo dispuestas de izquierda a derecha del inmueble. Sobre las bañeras de los lavaderos hay una serie de atarjeas de piedra en forma de cruz por donde se distribuye el agua. En ocho pilares revestidos de piedra natural de basalto sobre la que descansa una cubierta de madera de morera y de teja de cerámica árabe.

imagenes_DSCF1502_bc4f0772Situado justo detrás de los lavaderos, hay una data sobre un motivo decorativo de piedra con fecha de 1903. Las primeras canalizaciones de agua procedentes de los nacientes del “Traste de Doña Beatriz” y de “Madre de Abajo”. Estas aguas llegaban al lugar conocido como El Chorrillo para desde allí, proceder a su distribución y reparto para el abasto y sustento de animales y cubrir las necesidades básicas de higiene y salud. Era menester disponer de las instalaciones mínimas de unos lavaderos que cubrieran estas necesidades de carácter primario.

imagenes_DSCF1504_e5201767La primera colocación y disposición de una serie de piedras a la altura de un tramo de atarjea trazan la forma de una primera representación de lo que podría denominarse una pila, de manera rudimentaria va tomando forma hasta llegar a la construcción lo que hoy se conoce como Los Lavaderos. Así es que su evolución histórica precede como consecuencia a la repuesta de unas necesidades básicas de los campesinos de Vilaflor, la segunda evolución sufrida será en el año 1936 con la construcción de una techumbre, la mejora de las pilas y bañeras y la distribución del agua por un renovado sistema de reparto con la construcción de un mural central sobre el canal. Sin determinar fecha precisa se procede posteriormente al enfoscado y la colocación de teja de la techumbre.

En mayo del 2005 se procede a la rehabilitación de los lavaderos

imagenes_DSCF1506_c6ed3c59La fuente y el modulo coexisten desde su creación. El módulo, está situado detrás de la fuente, hasta aquí llegan las aguas de las galerías del Traste de Doña Beatriz, Del Peral, Madre de Abajo y de la Galería de Fuente Frías. Constituye un medidor de aguas desde donde estás pasan directamente al depósito del abasto, los lavaderos y finalmente van a parar a las atarjeas y tuberías para su reparto por accionariado.

Se trata de un inmueble, construida de canto y enfoscado de cal. Se encuentra a puerta cerrada, con un tipo de carpintería típica de la época. El módulo no ha sufrido variación alguna desde su construcción. La fuente constituye un punto de encuentro donde los campesinos iban a coger agua para las casas y además servía de abrevadero para los animales. Con forma triangular, construida a base de piedra, canto y enfoscada de cal. Tiene seis chorros, y un sistema de canales interconectados entre sí, que recoge el agua para los lavaderos y su posterior canalización de reparto.

imagenes_181_57ffb8e4  imagenes_DSCF1501_03898ad6   imagenes_DSCF1505_7e896041  SANYO DIGITAL CAMERA SANYO DIGITAL CAMERA SANYO DIGITAL CAMERA SANYO DIGITAL CAMERA SANYO DIGITAL CAMERA imagenes_XMB_VILAFLOR_LOS_LAVADEROS_02-WEB_f92b9ca7 imagenes_XMB_VILAFLOR_LOS_LAVADEROS_04-WEB_19c9cdd8