Santuario del Santo Hermano Pedro

imagenes_200_d64390deEl Santuario del Santo Hermano Pedro, en nuestro municipio, es centro de peregrinación de un gran número de devotos del también fundador de la Orden de los Bethlemitas.

El Santuario del Santo Hermano Pedro se levantó sobre el solar que ocupaba la casa de los padres del santo. La misma edificación acoge además un convento que regenta la Orden Bethlemita, fundada por el santo canario en 1656. El papa Juan Pablo II canonizó al Hermano Pedro el 30 de julio de 2002 en la Ciudad de Guatemala, durante su tercera visita al país centroamericano. De esta manera el Hermano Pedro se convirtió en el primer santo de las Islas Canarias, en el primer santo de Guatemala y en el primer santo de Centroamérica.


imagenes_DSCF1499_51b5f78bEstá situada en el casco histórico al lado de la Iglesia de San Pedro Apóstol. Se accede por la Calle/Plaza Obispo Pérez Cáceres, por la Calle La Callita y por la calle La Paz. El solar donde se construye el convento y la casa de las monjas tiene una superficie de 450 metros cuadrados. Es de planta rectangular y consta de una sola nave, de manera que los restos de la antigua construcción se corresponden con ambas portadas, realizadas en cantería local, cuyos arcos de medio punto se apoyan en sendas pilastras, si bien el óculo y la cornisa ondulada que remata la fachada principal, así como la cubierta y el frontón triangular que culmina la portada lateral son recientes.


imagenes_DSCF1506_823e4c44La parte lateral (que da a la calle Plaza Obispo Pérez Cáceres) está construida con dos tipos de piedra, la parte inferior conserva la piedra original (piedra de sillería del siglo XVII) y la parte superior es de piedra nueva. En esta pared hay una ventana de arco con vidriera, una puerta con arco de medio punto hecha con madera de tea, que es la puerta de acceso al Santuario y encima de ésta una ventana redonda con vidriera. En la parte derecha, una cruz de madera y al lado izquierdo una placa de mármol donde se informa que allí estaba la casa del Hermano Pedro y que se colocó en el tercer centenario de su muerte.


imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_096_09c19a08En la fachada principal, construida con piedra uniforme, se encuentra la puerta principal del Santuario, de madera de tea con arco de medio punto. También se aprecia el escudo de los betlehemitas. A la derecha de la fachada se levanta una pequeña torre con el campanario que cuenta con tres campanas. En el otro lateral, se encuentra la casa de las Hermanas Bethlemitas, cuya fachada está hecha de piedra con ventanas y balcones de madera.


En 1722 un miembro religioso perteneciente a la Orden de Belén, concretamente Don Fray Ambrosio De San Pedro intentó levantar una capilla en el lugar donde nació el Hermano Pedro pero fracasó, a pesar de que tenía permiso para hacerlo. Treinta y siete años más tarde se retomó la idea de nuevo, y una vez más se vio obstaculizada su obra, ya que en ese entonces la orden jesuita y el Consejo de Castilla se opusieron a ello, quedando la obra inacabada y el testimonio de los muros de piedra abandonados.


imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_091_259282a7La parte lateral (que da a la calle Plaza Obispo Pérez Cáceres) está construida con dos tipos de piedra, la parte inferior conserva la piedra original (piedra de sillería del siglo XVII) y la parte superior es de piedra nueva. En esta pared hay una ventana de arco con vidriera, una puerta con arco de medio punto hecha con madera de tea, que es la puerta de acceso al Santuario y encima de ésta una ventana redonda con vidriera. En la parte derecha, una cruz de madera y al lado izquierdo una placa de mármol donde se informa que allí estaba la casa del Hermano Pedro y que se colocó en el tercer centenario de su muerte.


En la fachada principal, construida con piedra uniforme, se encuentra la puerta principal del Santuario, de madera de tea con arco de medio punto. También se aprecia el escudo de los bethlemitas. A la derecha de la fachada se levanta una pequeña torre con el campanario que cuenta con tres campanas. En 1767 se reanuda de nuevo las obras y una vez más se vuelven a paralizar en el año 1820 por la Desamortización.


imagenes_DSC01109_b4f4608eEn este solar, casa nativa del Hermano Pedro, se intentó durante muchos años darle diferentes usos, como una serrería, pero nunca llegaron a buen término. Según Doña Luzmilda Fumero propietaria del solar, obtenido por subasta, aunque según testimonios de su hija Pilar, este solar fue herencia del abuelo de su madre, manifestaba siempre su deseo de que los muros en ruinas del solar se convirtieran algún día en el Convento del Hermano Pedro.


En el año 1955 llega a Tenerife la hermana Rosalía Plata, Superiora de la Orden de Belén, a quien doña Luzmilda donó y entregó oficialmente las escrituras de dicho solar, siendo Obispo en ese entonces Don Domingo Pérez Cáceres.


imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_097_b3512decEn 1982, el arquitecto José Enrique Codesido hace el proyecto del Convento-Santuario del Hermano Pedro. En este mismo año se coloca la primera piedra. Una comisión formada por vecinos del pueblo comienzan a recaudar fondos para la reforma. En 1992, el Cabildo de Tenerife hace una aportación económica reanudándose así las obras del Santuario. En el proyecto se habla de que los materiales utilizados para la restauración serán madera y piedra y se conservará la estructura inicial. La planta baja será para usos múltiples, para museo y charlas, y la planta superior se convertirá en iglesia, sacristía y en un nivel más alto estarán los cuartos para las monjas.


En abril del año 2002 se terminaron oficialmente las obras del Santuario del Santo Hermano Pedro. El Obispo bendice dicho Santuario en este mismo mes.


 imagenes_CONVENTO_4_2321e55c imagenes_CONVENTO_5_ae959eaa imagenes_CONVENTO_10_74f5824f imagenes_Convento1_eae5d808 imagenes_Convento2_a4b7184a   imagenes_DSCF1500_12f25f94 imagenes_DSCF1503_857473b0 imagenes_DSCF1505_cc06082d  imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_086_2e020d70  imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_094_d4f26e46   imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_109_19376908 imagenes_VILAFLOR__ISIDRO_110_9d84be3f