Árboles de leyenda

Vilaflor es parada obligatoria, pues reúne en su entorno árboles de leyenda, como son dos ejemplares de pino canario, únicos por sus dimensiones, el Pino Gordo (9 metros de perímetro) y el Pino de las dos Pernadas (56 metros de alto), así como los no menos espectaculares cipreses situados en la Plaza de San Pedro.