Aprobado el I Convenio Colectivo del Personal Laboral del Ayuntamiento de Vilaflor de Chasna

La Alcaldesa de Vilaflor de Chasna, Doña Agustina Beltrán junto a su grupo de Gobierno ratifica en el Pleno Municipal el Primer Convenio Colectivo del Ayuntamiento y lo califica de “Hito histórico”.

Tras más de diez años de negociaciones, el Ayuntamiento de Vilaflor de Chasna y su personal laboral han concluido el primer convenio colectivo que ha sido aprobado en el Pleno Municipal el pasado 2 de abril. Un documento que mejora considerablemente  y que tal como indicó la Alcaldesa “se trata de un hecho histórico y muy necesario ya que regulariza las relaciones laborales del personal con el Consistorio en beneficio de todo el municipio, con importantes beneficios retributivos y organizativos, entre otros capítulos que han satisfecho las reivindicaciones de nuestro personal, además de  garantizar unos derechos que ya era hora que se reconocieran.”

            El texto recoge distintas mejoras en aspectos profesionales y laborales de los empleados, con un tratamiento especial de las medidas que favorecen la conciliación profesional y familiar, por lo que en opinión de la Alcaldesa su rúbrica permitiría, una mejora sustancial en la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía.

            Agustina Beltrán afirma que tanto para ella como para su grupo de Gobierno  la firma de un primer Convenio ha sido una prioridad durante la legislatura, ya que por un lado era una demanda del personal, la cual se llevaba negociando desde hacía más de una década y por otro lado las condiciones laborales no cumplían con las suficientes garantías de igualdad. Nuestra intención, indica la Alcaldesa, “hubiera sido aprobarlo mucho antes, pero debido a los imprevistos surgidos no ha podido cerrarse hasta este año cumpliendo con la promesa de regular las condiciones del personal, que durante tanto tiempo ha estado al servicio de nuestro municipio.” En este sentido, explica nuestra Alcaldesa “como no puede ser de otra manera, hemos priorizado la responsabilidad como administración pública y la justicia de las demandas de los trabajadores”, pues, subrayó Beltrán, “nosotras, las personas que tenemos responsabilidad política, estamos de paso, pero los trabajadores y trabajadoras se quedan y no hay mayor satisfacción que poder garantizar derechos y realizar buenas acciones que permanezcan en el tiempo”.